La Estimulación Sensorial

y el papel del

Nervio Neumogástrico

El Método del Dr. Otorrinolaringólogo francés Alfred Tomatis por el cual han pasado famosos como María Callas y Gérard Depardieu. Este método se apoya sobre bases neurofisiológicas, contribuyendo a restablecer circuitos de control más o menos perturbados por diversos factores. Suscita un incremento considerable de la energía y de la concentración al mismo tiempo que favorece la memorización. Su secuencia de sesiones está en correspondencia con las funciones sistémicas a partir de las cuales se elaboran los diferentes elementos del lenguaje humano.

Originalmente concebido como un método para músicos y cantantes y para individuos con sordera profesional, ha extendido en base a la experiencia su gama de aplicaciones gracias a los resultados exitosos obtenidos en más de 25 países.

Mi papel como consultora autorizada por la asociación TOMATIS INTERNACIONAL, es contribuir a su difusión y aplicación. A continuación quiero resumir ciertos conceptos del método que son desconocidos o mal comprendidos y que se basan no sólo en mis conocimientos adquiridos sino también en mi años de experiencia con el método –en México y Argentina - y como discípula del Dr. A. Tomatis, actualmente retirado.

¿QUÉ ES UNA ESTIMULACIÓN SESNSORIAL?

Una estimulación sensorial es la apertura de los sentidos, que nos comunica la sensación de estar más vivos. Los colores son más intensos, los olores más sutiles, los alimentos tienen otro sabor y una textura más refinada. La vida en general tiene otro significado, porque los sentidos pasan a un primer plano, favoreciendo el vivir más intensamente. Una estimulación sensorial provoca entonces como un estado de receptividad sensitiva que repercute en una mayor atención, la que a su vez es como la mecha que enciende la conciencia.

El sonido es un tipo de estimulación sensorial que está por todas partes, nos inunda. Cada parte de nuestro cuerpo externo e interno está preparado para recibir sus excitaciones por múltiples e ínfimas presiones que actúan sobre el conjunto de receptores o elementos sensoriales cutáneos y mucosos. Sin embargo no siempre estamos despiertos a todas sus estimulaciones. El oído funciona como el organizador del conjunto de sensaciones acústicas con sus tres partes: externa, media e interna, él es el director de orquesta de todo el montaje para la recepción la estimulaciones sonoras.

El oído interno es la parte sensorial del oído concebida para la decodificación del mensaje sonoro con sus dos componentes: el vestíbulo y la cóclea. El sistema vestibular controla el equilibrio y los movimientos corporales así como también permite la integración de los movimientos que forman el ritmo de una música. De hecho es por él que la música parece tener un impacto sobre el cuerpo porque no existe un solo músculos del cuerpo que no esté bajo su control. El sistema coclear, por otro lado, permite la transformación de las vibraciones acústicas en influjos nerviosos que van hacia el cerebro, es el que analiza la melodía de la música.

Oír de manera activa sonidos cuidadosamente elegidos y activados electrónicamente es una excelente forma de percibir de manera organizada y en otras palabras de "escuchar".

Una estimulación sensorial auditiva podría describirse de algo así como pequeños "masajes" a todos las partes intervinientes en la recepción de las sensaciones acústicas o sea, el oído en su totalidad: parte externa, media e interna, y dentro de esta última etapa el vestíbulo y la cóclea con todas sus proyecciones corporales y cerebrales. Ahora bien, respecto a este último, el cerebro es un sistema abierto, flexible y maleable. Tanto filogenéticamente como ontogenéticamente el oído es el primer órgano de nuestros sentidos en desarrollarse desde el cuarto mes y medio de gestación y está muy involucrado con los primeros circuitos básicos del cerebro. –aquellos que regulan la vida neurovegetativa-.

Existen en el cerebro al momento de nacer, miles de millones de neuronas sin conectar, esperando que las experiencias de la vida tiendan los circuitos restantes. Una estimulación sensorial hecha con sonidos altamente organizados como los de la música contribuye a formar circuitos especializados, vinculados a los de la lógica para las matemáticas, a los del aprendizaje para los idiomas y a los del lenguaje mismo porque la música es como un lenguaje. El cerebro se adapta, evoluciona, se repara, elimina lo que no se usa y se refuerza. Construye nuevas redes en base a las experiencias de la vida: patear una pelota, saltar la soga, andar a caballo, ejecutar un instrumento...

Los estados físicos y emocionales influyen en la forma de sentir y percibir los sonidos. En el simple acto de escuchar una melodía quedan además comprendidos los circuitos para la emoción. Estos se hallan en una parte del cerebro muy escondida en la amígdala, una pequeña masa del tamaño de una nuez y rodeada de los anillos del sistema límbico que contiene las redes para la emoción y la memorización.

Todo esto explica por qué la escucha de sonidos altamente organizados logra un estado de total armonía que hace a la personalidad más fuerte, mejora la concentración, la creatividad y la vitalidad.

¿EN QUÉ CONSISTE LA ESTIMULACIÓN SENSORIAL POR MEDIOS ELECTRÓNICOS?

La estimulación sensorial auditiva llevada a cabo con medios electrónicos, utiliza un aparato conocido como "oido electrónico a efecto Tomatis", el cual permite crear un acondicionamiento que obliga al oído a adquirir su postura de escucha, pasando alternadamente de una audición pasiva a una activa. Oír no es lo mismo que escuchar porque para escuchar debemos enfocar. El enfoque se realiza a nivel del oído medio mediante la tensión del puente óseo martillo-yunque-estribo más los pequeños músculos que lo mueven: el del martillo y el del estribo. A este nivel trabaja nuestra estimulación auditiva, ejercitándolos para que funcionen como deben hacerlo, es decir como mecanismo de protección contra los ruidos internos y externos y por otro lado para enfocar a voluntad, o sea para escuchar.

Los sonidos que se envían a través del oído electrónico llegan por dos vías: ósea y aérea mediante un sistema de auriculares especiales. El sonido se divide entonces en dos señales iguales pero con una precediendo a la otra: sensación (fenómeno vibratorio) y percepción (escucha). Las dos son casi instantáneas y la diferencia de tiempo transcurrido entre una y otra se llama "delay" y es el tiempo necesario para poner el cuerpo a la escucha, enderezándolo.

La estimulación con el oído electrónico se asegura, no importa cual sea la condición auditiva del individuo, dormido o despierto, consciente o inconsciente, aún si hay sordera la estimulación llegue por la vía ósea. Ya que en el oído medio con sus regulaciones tensionales se transforman y transportan los fenómenos aéreos en fenómenos óseos.

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL NERVIO NEUMOGÁSTRICO EN LA ESCUCHA E INCIDENCIA EN LA ARMONÍA INTERNA?

Habíamos hablado en la primera pregunta de la relación entre el oído y los circuitos de base del cerebro, aquellos que regulan la vida neurovegetativa, veamos ahora cómo un nervio que tiene mucha importancia tanto en la escucha y tanto en el acto hablado como en el cantado: el neumogástrico contribuye a la armonización de los ritmos básicos de la vida interna.

Este nervio, es a la vez sensorial, motor y neurovegetativo, en efecto se ocupa de llevar información sensitiva hacia el cerebro y de transmitir impulsos motores así como de las regulaciones viscerales. Su territorio es inmenso: surge en la base del cráneo y se divide en diferentes ramas, una de ellas, la más externa enerva y sensibiliza el tímpano. Otro filete sensitivo de este se dirige en dirección del músculo del estribo, que a su vez será activado, sobre el plan motriz, por el nervio facial. El esquema del nervio vago nos permitirá comprender fácilmente la influencia que pueda tener sobre todo el conjunto neurovegetativo. Consultando el esquema, vemos que al accionar por tensión timpánica sobre los músculos del oído medio –es a este nivel que trabaja estimulación sensorial auditiva-, se acciona sobre todo el territorio subyacente, a saber:

Dentro de la natural simetría del cuerpo humano, este nervio es típicamente asimétrico. El recurrente derecho es más corto que el del izquierdo. La repercusión que esta asimetría tiene en el acto hablado se hace muy presente en fenómenos como el de la tartamudez.

Al este trayecto del neumogástrico se lo conoce como el sistema parasimpático. Llamado a jugar en paralelo con el simpático, que es un sistema nervioso autónomo. Este último tiene por función asegurar los ritmos vitales de base, es decir los ritmos cardíacos, respiratorios, nutricionales y reproductivos.

A menudo las regulaciones del simpático están en desacuerdo con las del sistema parasimpático, ya que este último está demasiado encumbrado de informaciones inadecuadas. Esto explica una buena parte de la psicosomática y en cierta forma también del temperamento. En el dominio de la voz hablada y del canto, es fácil de entender por qué para cantar y/o hablar tranquilo y pausadamente –tartamudez- es necesario encontrarse con el verdadero ritmo respiratorio, cardíaco y visceral, y con ello el neumogástrico debe estar libre y liberado de somatizaciones.

Digamos entonces que el neumogástrico tendría que ver con la armonía interna.

¿QUÉ TIPO DE SONIDOS EMPLEA ESTIMULACIÓN SENSORIAL?

Dijimos antes que estimulación sensorial auditiva trabaja con sonidos altamente organizados. Esto es mediante una combinación de sonidos de baja frecuencia o relajantes y de sonidos de alta frecuencia conocidos como sonidos de carga, sonidos filtrados o dinamizantes. Una combinación de los dos tipos de sonidos cuidadosamente seleccionada de acuerdo al caso producirá un efecto similar a los de la serotonina y a la dopamina, dos neurotransmisonres.

La serotonina está asociada a los estados de tranquilidad, calma y de razón. Los sonidos de baja frecuencia, inducen al cuerpo a descansar, relajarse, reducir la ansiedad y a tener un mejor dominio emocional.

La dopamina, en cambio se asocia a los estados de euforia, de gran motivación y de dirección hacia un objetivo, a la felicidad y a la confianza en sí mismos. Este es el efecto producido por los sonidos filtrados, sonidos estimulates de la atención y la concentración, tonificantes del sistema neuromuscular y que despiertan la creatividad.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS LOGRADOS?

Cualquier persona que reciba estimulación observará inmediatamente cambios en el patrón de dormir, comer, y del estado de ánimo que contribuyen al bienestar general. La parte más débil del sistema es la primera en ser estimulada. En donde hay problemas con algún órgano o funciones del cuerpo, debidas a problemas psicosomáticos, los efectos armonizadores de los sonidos activados electrónicamente se sentirán rápidamente.

El nivel de energía sube lo que influye sobre la salud eliminando los efectos negativos del estrés y desembarazando al organismo de la espiral ascendente del miedo y la ansiedad. La consecuencia es un mayor equilibrio psicofísico.

El estrés mental es una de las causas más importantes de los altibajos energéticos, cuando un hombre se encuentra en desarmonía pierde su postura y vive fuera de tiempo con relación a sus ritmos básicos, aquellos por ejemplo que regulan los sistemas cardio-vascular y respiratorio. Toda enfermedad empieza primero por un desequilibrio energético antes que aparezcan los primeros síntomas físicos si tomáramos consciencia de estos, dispondríamos de un largo periodo de gracia durante el cual podríamos corregirlos.

El oído es una buena fuente de energía para el cerebro –estimulación coclear- y para el cuerpo –estimulación vestibular-.

Me gustaría explicar el fenómeno corporal que tiene lugar durante el estrés o durante las reacciones de miedo o de depresión. Cada articulación está dotada de conjuntos de músculos que producen en ella el efectos contrarios, unos son flexores y otros son extensores. Toda movimiento voluntario significa, el refuerzo de la contracción de unos músculos y la relajación de sus antagonistas, es decir, los músculos que producen los efectos diametralmente opuestos. Si se siente angustia, los flexores se contraen, especialmente los que aprietan los puños y la mandíbula, y los extensores bajan de tono y la cabeza se agacha y a menudo parecen sensaciones mareo.

Las modificaciones logradas con estimulación sensorial producen un enderezamiento de la postura que se manifiesta en una mayor confianza en sí mismo. La ansiedad disminuye porque baja el tono del nervio neumogástrico y la persona tiene un mayor control emocional.

Las emociones tienen un efecto sobre el sistema defensivo del organismo y es un hecho comprobado por la experiencia que un estado de ánimo bajo o una decepción amorosa suele disminuir la resistencia a las enfermedades. La selección de sonidos utilizados en estimulación sensorial auditiva contribuyen a formar una actitud mental positiva. Sentirse bien y pensar más positivo tiene una acción casi inmediata sobre la comunicación, tanto niños como adultos.

A consecuencia de las conexiones del vestíbulo del oído interno con el cuerpo la aptitud física se ve mejorada, en los niiños con retraso motor aparecen movimientos que antes no estaban presentes, muchos que antes no flotaban en el agua empiezan a flotar simplemente porque este tipo de estimulación organizada aumenta la información propioceptiva. Los adultos tienen un mejor control de los automatismos, recuerdo que ciertas personas me han reportado que empiezan a ganar más seguido al tenis porque ahora pueden controlar mejor la dirección de la pelota. La estimulación favorece la disminución de los movimientos reflejos a favor de otros más corticales o voluntarios.

Al percibir sonidos electrónicamente seleccionados toda la capa pensante del cerebro se ve involucrada. El oído escucha y controla lo que escucha por los mecanismos neurofisiológicos antes explicados –nervio neumogástrico, motriz, sensitivo y neurovegetativo-. Toda la imagen corporal del individuo y la personalidad misma se ven mejoradas.

Se llama imagen del cuerpo a la percepción que se tiene de sí mismo. Se forma de la relación entre nuestra percepción y nuestras disposiciones internas, somáticas o mentales. Alterando la forma de percibir y de sentir se logra una nueva consciencia de sí. La personalidad, se organiza de otra forma y busca nuevas formas de expresión para su yo.

¿CÓMO SE EXPLICA UNA MAYOR CONEXIÓN INTERHEMISFÉRICA?

La información sonora que llega por estos medios electrónicos es bilateral, o sea que alimenta por igual de manera balanceada a los dos hemisferios: el izquierdo o hemisferio lógico racional, en donde se halla el área de Brocca destinada al lenguaje, y al derecho o hemisferio holístico, globalizante, el que reconoce caras y figuras, el que integra; favoreciendo el trabajo sincrónico de los dos. Por ejemplo para que un niño con retraso de lenguaje para que empiece a hablar es necesario que haya una buena conexión entre los dos hemisferios así podrá asociar correctamente el símbolo con el sonido que lo representa. A nivel de la personalidad una mejor conexión hemisférica contribuye a tener una mayor consciencia del propio cuerpo expresando mejor las emociones, a armonizar lo que se dice con lo que se piensa y a que el muy racional se vuelva menos racional y el muy holístico se vuelva más lógico. Estimulación sensorial contribuye a desarrollar la intuición y la creatividad tanto como el pensamiento porque es como yo la denomino una técnica de centro.

El Método Tomatis de Estimulación Sensorial es una técnica no invasiva que en algunos casos no suplanta a un tratamiento clínico pero sí, contribuye a obtener mejores y mas rápidos resultados.


Volver